¡YA SOY SALVO!

¿Y AHORA QUÉ SIGUE?

Usted no es el único que se ha hecho esta pregunta. Lo invitamos para que participe de nuestras clases titiladas PRÓXIMOS PASOS, con el expositor hno. Víctor Cruz.

Creer en Jesucristo es sólo el principio de nuestra vida cristiana. ¡Hay mucho más por venir!


PRÓXIMOS PASOS: ESCUELA BIBLICA

Las clases de doctrina básica se ofrecen dos veces por año y duran aproximadamente ocho semanas.  Existen diferentes niveles:

Nivel básicoAquí se enseña los 7 puntos básicos que todo cristiano debe saber.

Nivel 1:  En este nivel se enseña acerca de Dios, por ejemplo, ¿Qué es la Trinidad?, La Existencia de Dios, Atributos de Dios, Los Nombres de Dios, etc.  

Nivel 2:  Se da un pequeño resumen de cada libro de la Biblia, El orden de la Biblia y varios datos importantes acerca de la Biblia.  

Nivel 3:  Aquí se enseña un curso acerca de los 7 Pactos de Dios en la Biblia, sus funciones, requisitos, señales y detalles de cada uno.


INSCRÍBASE AQUÍ PARA LAS CLASES DE PRÓXIMOS PASOS


EL BAUTISMO EN AGUA

Que hayamos creído en Cristo Jesús es el aspecto interno de ser salvos y ser bautizado es la confirmación externa de haber creído. De modo que, después de haber creído que Cristo murió en la cruz por amor a nosotros y salvación de nuestras almas, lo que sigue es el paso del bautismo, el cual es un paso de obediencia. Estos dos aspectos van mano a mano.

MARCOS 16:16 dice: “El que crea y sea bautizado será salvo”.

Para más información o para ser bautizado, por favor comuníquese con hno. Miguel Lara o con uno de los ujieres. También, usted puede llenar el siguiente formulario para agregar su nombre a la lista y participar durante la próxima fecha de bautismos.


INCRÍBASE PARA SER BAUTIZADO


CONSÁGRESE A CRISTO

Otro paso que debemos tomar después de ser salvos es consagrarnos al Señor. Consagrarse al Señor significa entregarse a Él. En ROMANOS 12:1 Pablo dice:

“Así que, hermanos, os exhorto por las compasiones de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro servicio racional”.

Al consagrarnos al Señor, llegamos a ser un sacrificio vivo, abandonándonos por completo en las manos de Dios. Anteriormente, nuestra vida nos pertenecía; ahora le pertenece a Él.

Consagrarnos nos permite andar en la senda de Dios, crecer en la vida de Dios y disfrutar la salvación de Dios. También, le permite a Dios obrar en nosotros.


SER TRANSFORMADOS: Un proceso de toda la vida

He aquí algunas maneras:

Hablar con el Señor en oración, abrir nuestro corazón a Él y mantener nuestro corazón en una buena condición para con Él.

Dedicar un tiempo en la oración y la Palabra a diario es fundamental en nuestra relación con Él.

Ya sea en voz alta o baja, podemos invocar al Señor para contactarlo y disfrutarlo durante todo el día.

 El hábito saludable de leer la palabra de Dios todos los días es una de las mejores maneras de recibir el nuevo elemento de Cristo. Uno de los beneficios principales de leer la Biblia es que somos nutridos con el alimento espiritual. 1 Pedro 2:2 dice: “desead, como niños recién nacidos, la leche de la palabra dada sin engaño, para que por ella crezcáis para salvación”. De la misma manera en que un bebé necesita leche para crecer, nosotros necesitamos la Palabra de Dios como nuestro alimento espiritual para poder crecer para salvación.

Tenemos un sentir acerca de las situaciones en nuestro diario vivir el cual proviene del morar del Señor en nosotros. Por ejemplo, quizá desea comprar un artículo de ropa en particular, pero, tiene una sensación incómoda o un sentir incómodo de parte del Señor en su espíritu acerca de ello. Esa es una oportunidad para obedecerle. Obedecer al no comprar el artículo le permite al Señor extenderse un poco más en nuestra alma.


CONVIVA CON OTROS CREYENTES

La intención de Dios no consiste en que los cristianos permanezcan solos. Después de ser salvos es necesario que nos reunamos con otros creyentes en Cristo para tener comunión e ir caminando adelante junto a ellos, fortaleciendo nuestra fe y  animarnos unos a otros para experimentar más de Cristo, . Podemos orar: “Señor, guíame a otros que te aman y van en pos de Ti”.

Además, cuando nos reunimos con otros creyentes para tener comunión y alabar al Señor, Dios puede expresarse por medio de un grupo de personas para cumplir el plan de Dios.

¡Hay tantas cosas que nos esperan después de que creemos en Cristo!

Ahora, amado hermano y hermana, hemos emprendido un viaje de toda la vida en el cual disfrutamos la presencia rica de Cristo y experimentamos una salvación plena, que continuará toda nuestra vida en esta tierra hasta que el Señor venga por nosotros, su amada Iglesia.


YO SOY NUEVO EN EL EVANGELIO - NUEVO EN ESTA IGLESIA...

En nuestra iglesia tenemos un ministerio que se dedica al cuidado de personas recién convertidas a Jesucristo y de personas cristianas que tienen un año o menos de asistir a nuestra iglesia.

Los líderes de este grupo son hnos. Mariano & Nora Gómez.  Usted se puede acercar a ellos con sus preguntas sobre todas las actividades para personas nuevas en nuestra iglesia, o para saber más de este ministerio, por favor visite nuestra página de AMIGOS DE DIOS.

Mariano-y-Nora-Gomez