Nosotros creemos que el Señor, en el principio, proféticamente estableció la unidad de la pareja y de las familias, por eso el deseo del ministerio de matrimonios es formar parejas fuertes y firmes a través del consejo de la palabra, para que sean sabios al afrontar toda crisis durante su peregrinaje matrimonial.

Reunite con nosotros y juntos encontraremos el consejo de Dios para vivir en armonía con nuestros cónyuges. Sabemos que muchas veces esto no es fácil, pero si amamos, trabajamos y sembramos juntos; al final la cosecha será fructífera.

Dios les bendiga,


Hnos. Aland & Merlan Patricia Fuentes

Por eso el hombre deja a su padre y a su madre y se UNE a su mujer, y los dos se funden en un solo ser.

GÉNESIS 2:24